Se producen milagros todos los días de la semana.

No hay milagros, la vida de nadie cambia en una semana por usar GTD. Es más, es imposible que eso suceda en un corto espacio de tiempo. Los apóstoles sobrevenidos sobre un sistema que intuyen, pero que no conocen el mínimo exigible, prometen la curación definitiva, la mejora fulminante, la felicidad indiscutible, el vértigo de la infalibilidad, y todo ello haciendo poco, casi nada  o la nada más absoluta, solo con oírlo. Cada cierto tiempo alguien me comenta que hay quien habla de productividad personal, con web incorporada, por supuesto, y de GTD, sistema que el propio ha mejorado después de cinco minutos o algo más de reflexión. Mucho motivado vendiendo material averiado, sacado de aquí y de allá, del que tenemos que huir si estamos a tiempo. Entender GTD puede parecer sencillo, implantarlo no tanto. Mi experiencia ha tenido y tiene momentos de luz y algunos, varios, de dolor, así que soy de los que creo que si alguien le promete la resurrección de su productividad en pocas sesiones, desconfíe. Mejor, confíe que se trata de un muerto. Además hay mucha y buena gente que le puede contar la verdad, su verdad y no estoy pensando en quien esto escribe.

Un comentario en “Se producen milagros todos los días de la semana.

  1. Muy de acuerdo, pero añadiría que ni conociendo GTD en detalle (mínimo dos años de práctica y no menos de 3 lecturas del libro original y del resto) se tiene la solución definitiva o el bálsamo que todo lo cura.

    Yo personalmente llevo haciendo GTD (con montones de caídas del burro) desde 2006 y 8 o 9 lecturas del libro y actualmente soy más de la opinión de que cada persona es un mundo y que a cada uno nos vienen mejor unas cosas que otras.

    GTD en sí es genial, pero si en el sistema no montas unos proyectos-objetivos, siguientes acciones … Donde equilibras bien temas personales y profesionales, llevas una vida saludable, entiendes bien para qué demonios quieres ser productivo y si la respuesta es GTD o cambiar de pareja, trabajo, quitar hábitos tóxicos., dejas cosas fuera del sistema GTD para permitirte fluir libremente sin un objetivo a la vista, y una infinidad de etcéteras… No funciona bien.

    Tras muchos años con GTD creo que es crucial utilizarlo, por lo menos en mi caso, pero no me atrevería a decir que él GTD completo se adapte a todas las personalidades. Además, a mí solo con GTD no me basta, he tenido que aprender cosas que GTD no cuenta para hacer que la herramienta no se vuelva en mi contra y reto alimente mi tendencia a trabajar demasiado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s