Hay días sin nada aparente.

Un tema que causa una cierta perplejidad inicial cuando comparto la metodología a seguir con GTD. Es la hipersaturación de fechas en nuestras tareas. Esos días, inventados en su mayor parte, que nos martillean la cabeza con una obligación artificial contraída, que no ayuda a hacer las cosas. Hay un proceso de desaprender (lamento esta palabra tan gastada), para ir eliminando aquellas fechas, que al ser irreales, laminan nuestra atención. Suele haber un consenso posterior en que la mayoría de esas fechas (las hay ciertas, por supuesto) son castigos que nos infringimos. Intente no castigarse más de lo necesario.