Un taller sobre GTD en A Coruña

Estamos preparando un Taller de seis horas para explicar las bases de Getting Things Done y ponerlo en práctica en la Confederación de Empresarios de A Coruña. La idea es más experimentar con cosas que nos encontramos día a día reales que dar un repaso a lo que es GTD en integridad. Aquí está el enlace pendiente de fechas, aunque será pronto. Para los convencidos y los incrédulos.

O eliges tu, o alguien elegirá por ti.

Las cosas que tenemos que hacer pueden venir determinadas por nuestras decisiones,  o bien, en modo reactivo, pueden generarse desde el entorno exterior, vaya que otros las deciden. Cosas tendremos que hacer, pero debemos de pensar si es mejor que la mayoría de las cosas las decidas tu u otro. Es probable que tu sepas mejor que nadie lo que conviene.

Getting Things Done (GTD) te permite poner en tu voluntad la mayoría de las cosas que acometes. Ser proactivo y saber que tienen una razón que está en tus intereses es una razón de peso para incorporar, si no lo tienes, un sistema que te lo facilite. Es cierto que siempre tendremos cosas que hacer poco alineadas con nuestros objetivos, pero reducirlas es un paso para tomar control y darle perspectiva a nuestras actividades.

Desde la productividad personal hasta herramientas de colaboración 2.0

El martes 22 en Vigo se celebra una jornada sobre organización 2.0. A mi me toca arrancar con productividad personal en la primera intervención de la mañana. Creo que el repertorio es amplio y las cosas que se dirán tienen interés (pondría en duda lo que me toca por un ejercicio de humildad obligada), ya que la gente que habla tiene cosas que decir. Para quien pueda interesarle, le invito a que se anime.

Gran descubrimiento, GTD no hace las cosas.

A veces, de contar con un gran convencimiento una cosa, tendemos a trasladar una idea exagerada de lo que se habla (y lo dice el que escribe, que es publicitario). El último paso del flujo de GTD es “hacer” y resulta que, cuando ya elegiste lo  “que hacer”, te quedas solo. Así que, o lo haces bien, o mal,  o regular.. o no lo haces. Sólo depende de ti. Puedes manejar los resortes de GTD de manera exquisita y ser un improductivo. Espero no ser uno de estos. A partir de ahora, cuando lo cuente no me olvidaré de comentar este aspecto.