El espejismo del control con GTD.

Lo primero que arraiga cuando empiezas a aplicar GTD es el flujo de cinco pasos que hacemos con cada cosa que requiere nuestra atención. Tiene efectos inmediatos y placenteros. Este “éxito” parcial, a veces, hace que no se siga profundizando adecuadamente en el resto de propuestas que GTD propone para la gestión de la productividad personal. Enfocar todo desde distintas alturas da realmente otro valor al uso de Getting Things Done. Simplificar en una lista de tareas, más estructurada que las habituales es cierto, pero una lista al fin y al cabo, puede ser el árbol que no deja ver el bosque. Tener el control de las siguientes curvas pero no saber a donde vamos no parece muy atinado. No nos quedemos ahí.

Un comentario en “El espejismo del control con GTD.

  1. Pingback: El espejismo del control con GTD. | Camino del ...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s