Sobredosis de planificación, incluso con GTD.

Implantar el método GTD para la gestión de los compromisos que adquirimos requiere que dediquemos un tiempo a mantenerlo vivo y activo. Muchas veces creemos que las cosas se hacen por quedar escritas en una lista o apuntadas como tareas. Podemos hacer mapas mentales, aplicar la planificación natural de proyectos…, pero nada vale si no hacemos. Hacer es el fin y planificar es el medio. Hacer una de las dos cosas independientemente de la otra puede que no nos ayude casi nada. Quien no para de hacer sin haber planificado puede que no sepa a donde va,  y planificar permanentemente sin hacer…pues eso, casi nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s