El síntoma de la agenda.

Detecto que mi sistema GTD comienza a no ir  fino cuando tengo en la pestaña “hoy” más de tres o cuatro tareas. Las fechas límite me saltan,  en general, en pocas de las cosas que tengo que hacer de las que tengo comprometidas, pero a veces…. Cuando la intensidad de los proyectos sube, de vez en cuando detecto como consecuencia de mi revisión semanal que demasiadas cosas tienen fecha. Mala cosa, me recuerda al Outlook que tenía hace años. El diagnóstico es sencillo, he planificado incorrectamente o procrastinado correctamente. La solución es volver a la ortodoxia. Tiendo a corregirme.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s