Bandeja de entrada a cero.

Unos de los síntomas de falta de control mas claro que detecto en las personas a las que ayudo a implantar GTD en su vida, es una bandeja de entrada llena de correos. Una pesadilla visual en el escritorio que te martiriza haciéndote notar que hay cosas que llegan y no haces nada con ellas…, volverán. Por otro lado, que los mails caigan en tiempo real es un hábito perverso y , probablemente, innecesario que no sólo no ayuda, sino que lastra nuestra productividad. Es uno de los primeros consejos que doy, inbox a cero y descarga con la cadencia adecuada a nuestra actividad profesional. Se que no hay unanimidad sobre esto entre gtdistas de prestigio, pero esto es lo que pienso yo. Estoy dispuesto a cambiar.