No me acuerdo de nada.

Nunca sé lo que tengo que hacer. No tengo en la memoria, desde hace años, la lista de cosas que puedo o debo hacer a continuación. Es lo que tiene GTD. Reservo las neuronas para hacer las tareas, no para guardarlas. Resulta que con GTD,  actualizado como David Allen dice, puedo acudir a mi sistema y saber lo mejor que puedo hacer. Siguiendo los criterios de elección de contexto, tiempo , energía disponible y prioridad, por este orden. Me dicen que no me acuerdo de nada, pero no es verdad, lo que pasa en que no me puedo olvidar de aquello que no recuerdo.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s