No son las tareas, es todo.

El reduccionismo es una tendencia omnipresente que ahoga muchas buenas propuestas. GTD puede ser, a veces, una víctima más. Quién aplica GTD sabe que la gestión de las tareas es una parte instrumental de un objetivo de mayor calado, control y perspectiva. La altura de miras que tan bien refleja David Allen en la analogía desde la pista de aterrizaje hasta los 15.000 metros es el desarrollo natural del método una vez aplicado en toda su extensión. Quedarse en la pista nos impide despegar y volar.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s